Asegure de la mejor forma los estudios superiores de sus hijos


Si es padre de un recién nacido o un niño pequeño, probablemente haya escuchado las estimaciones deprimentes del costo de una educación universitaria cuando su hijo esté listo para ingresar a la universidad dentro de dieciocho años a partir de ahora.


Por otro lado, si su hijo ya está casi listo para iniciar la universidad, seguramente debe estar estresado con este tema.


1. ¡Comience ahora!


Cuanto antes comience a invertir para la educación de su hijo. Al igual que con cualquier otro objetivo de inversión, el tiempo y el interés compuesto son su mejor amigo y su activo más valioso. Cuanto antes comience a ahorrar regularmente, menos necesitará ahorrar a largo plazo.


Eche un vistazo a su presupuesto para determinar cuánto podría dedicar a los ahorros universitarios. Por ejemplo, si son solo $ 50 por mes, eso es un comienzo y a medida que sus ingresos crecen o los gastos disminuyen, podría aumentar su tasa de ahorro. Y si todavía no puede permitirse el lujo de ahorrar, comuníquese con los abuelos para ver si pueden estar interesados ​​en dar un impulso inicial al fondo de educación universitaria de su hijo.


2. Tener un plan


El primer paso para hacer un plan de ahorro para la universidad es estimar cuál es el costo total de la educación de su hijo. Sabemos que en el caso de la mayoría de las universidades privadas el promedio de matrícula y cuotas totales son costosos.


Siempre es mejor buscar un plan, investigue qué universidad (pública o privada) podría funcionarle a su hijo.


3. No caiga en la inacción


No deje que los números lo asusten hasta la inacción. Parte de la educación de su hijo puede pagarse mediante becas, ayuda financiera, subvenciones y préstamos privados para estudiantes.


Incluso si no alcanza su objetivo ahora, es posible ahorrar el resto si comienza temprano, contribuye regularmente e invierte sabiamente. Por supuesto, no tiene que planificar el 100% de la matrícula de su hijo si ese no es su objetivo.


Si está muy limitado, entonces enfóquese en buscar una solución. No se quede solo con el problema. Por otra parte, según el país donde se encuentre, puede considerar una universidad pública.


4. Guardar a menudo y regularmente


Para acumular suficiente dinero para financiar cuatro años de universidad, no solo necesita comenzar a ahorrar temprano sino también invertir de manera agresiva y regular. En lugar de invertir una cierta suma global cada año, considere contribuir con una pequeña cantidad cada mes para aprovechar la estrategia de promedio de costos en dólares e intereses compuestos, ya que cada mes cuenta.


5. Invierta sabiamente


En términos de vehículos de inversión, los fondos de acciones históricamente casi siempre han excedido otras inversiones durante períodos de diez años o más. Busque fondos mutuos sin cargo (sin comisión para comprar o vender) o fondos negociados en bolsa para la diversificación con menos costos.


También es importante que invierta en una póliza de estudiante, siempre es recomendable buscar lo mejor para los hijos.


6. Conozca sus opciones de ahorro e inversión


Cuando intente obtener el dinero para la educación universitaria de su hijo, una combinación de vehículos de inversión y métodos de financiamiento probablemente funcionará mejor. Asegúrese de aprovechar cualquier método deducible o diferido de impuestos para el que sea elegible.

0 vistas