El mundo empresarial, un área llena de riesgos


Si nos preguntamos la cantidad de riesgos que tiene nuestra empresa, ¿cuántos serían estos? Es evidente que nuestro negocio está expuesto a una amplia cantidad de riesgos que todos desearíamos evitar. Los más comunes son que entren a robar en las instalaciones, que se dañe la maquinaria, el que se rompan los vidrios o las persianas o hasta algún grafiti; siendo estos algunos de los ejemplos más sencillo de los riesgos empresariales.


Conoce qué es una póliza de multirriesgo empresarial

Una póliza de multirriesgo empresarial es un seguro que ofrece a las empresas medianas y pequeñas la opción de estar protegidas ante los principales riesgos que pueden ocurrir en el desarrollo de sus actividades diarias,y así, contar con un respaldo y garantía para sus empresas, es decir, una protección para su compañía y productividad.


¿ Qué rol cumple este seguro para una empresa?

Como ya hemos explicado, una póliza de multirriesgo empresarial es una forma de proteger tu empresa desde la óptica financiera. Se podría decir que es casi como una póliza a la carta o personalizada, debido a que cada empresario debe analizar los riesgos por los que puede pasar su empresa ya que cada negocio es distinto, y debe analizar también cuáles son sus mayores amenazas y a partir de esto, decidir sobre qué riesgos quiere contratar una protección específica.

En general, se podría decir que un seguro de multirriesgo empresarial es básicamente una póliza de cobertura ante los daños, ya sean los que afecten a la empresa o los que ocasione la misma a terceros. Lo más común es que se contraten de acuerdo a dos apartados, el contenido (los bienes materiales) y el continente (las instalaciones o local), los cuales dependen del tipo de negocio, la actividad que se realiza y el lugar donde ubicado, para evitar circunstancia que pueda ocasionar problemas a la larga.


¿Qué cubre un seguro multirriesgo?

El decir qué cubre un seguro multirriesgo de forma genérica es complicado, en el caso de este tipo de pólizas no se puede generalizar. Las aseguradoras han incorporado año tras año nuevas coberturas debido a los constantes cambios e innovaciones tecnológicas así como las nuevas formas de concepción del mundo empresarial. Sin embargo, lo básico que cubre un seguro de multirriesgos empresariales es: en primer lugar, los activos de patrimonio de la empresa, dígase edificios, mobiliarios y equipamiento; en segundo lugar, la actividad de la empresa, es decir, los daños ocasionados a terceros o viceversa; y en tercer lugar, los riesgos accidentales que pueden afectar a la empresa.

Estas tres principales coberturas mencionadas, posteriormente se detallan de forma más específica según el empresario considere necesarios o importantes, en aspectos como:


Jurídica: Todos los gastos que deriven de la asistencia legal requerida por la empresa.


Responsabilidad civil con terceros: por acciones realizadas por la empresa, ya sea por sus productos, explotación o patronal.


Destrozos ocasionados a nuestro patrimonio por terceros: como vandalismo, huelgas, grafitis, humo, choques de automóviles al local de la empresa y demás.


Actos que afectan a nuestra cuenta de resultados: como robos a la empresa o acusaciones de algún empleado, consecuencias de desperfectos ocasionados, y demás.


Siniestros naturales e imprevisibles: como truenos, inundaciones, granizos, incendios, y demás.


Consecuencias de fallos eléctricos: desde productos dañados en el refrigerador hasta equipos dañados por apagones o subidas de tensión.


Daños y reparaciones en la maquinaria de la empresa: tanto en su funcionamiento como en su traslado. Puede incluir servicio de reparación y asistencia.


Desperfectos ocasionados en las mercancías y productos de la empresa: especialmente en la distribución de los mismos, ya sea por accidentes o por daños causados por fenómenos atmosféricos.


Las pólizas de multirriesgo empresariales son muy amplias y pueden cubrir tanto o no según la empresa lo requiera, una sola podría abarcar la mayoría de las necesidades de la empresa, lo importante es que usted como empresario sepa evaluar cuáles son sus necesidades. ¡Proteja su negocio!

0 vistas