Gastos médicos que no cubre un seguro

Una de las mejores inversiones que podemos hacer en la vida es poseer un seguro de gastos médicos, pero seguramente te ha pasado por la mente que estos tipos de seguros representan un gran gasto. Sin embargo, la realidad es que enfrentar cualquier tipo de enfermedad por más sencilla que parezca muchas veces genera gastos mucho más elevados.

Recuerda que tu póliza de seguro de salud es un acuerdo entre tú y la compañía de seguros. Esta póliza contiene un paquete de beneficios médicos, como lo son: pruebas, medicamentos y servicios de tratamiento.

¿Qué son los gastos médicos?

Los gastos médicos se derivan de: medicamentos, honorarios de médicos, enfermeras y hospitalización, así como en la compra de aparatos de rehabilitación, análisis clínicos y estudios.

Contar con la protección de un servicio de gastos médicos es de mucha ayuda al momento de tener un accidente o de desarrollar alguna enfermedad que requiera hospitalización.

Este tipo de seguros se puede contratar de manera personal o para un tercero, es decir, que los padres pueden adquirir un servicio de este tipo para la protección de sus hijos. Para ello, es necesario conocer lo que ofrece esta póliza.

¿Por qué tener un seguro de salud?

Algunas personas plantean la posibilidad de contratar un servicio médico que proteja su salud y la de su familia, para que así les asegure la asistencia sanitaria más cómoda, rápida y eficaz.

Hay un sinfín de razones por lo que debes poseer un seguro de salud, por lo que debes saber que es un contrato entre el asegurado y la compañía de seguro donde el cliente paga una prima a cambio de que la aseguradora haga frente a aquellos posibles gastos médicos que puedan surgir cuando el asegurado acuda al médico.

El hecho de que la aseguradora cubra determinados costes dependerá de las coberturas que ofrezca el contrato de salud.

¿Cómo sé qué servicios están cubiertos?

Según las coberturas de las pólizas de seguro de salud, pueden cubrir más o menos las atenciones, y dependiendo de ello el asegurado pagará más o menos dinero, ya que a más coberturas, más cantidad de dinero se pagará.

Cada compañía de seguro posee sus propios paquetes de seguros de salud y en ellos las coberturas ofrecidas pueden variar notablemente. Sin embargo, por regla general, la gran mayoría de los seguros de salud cubren los siguientes casos:

  • Pediatría para los asegurados que tenga una edad igual o menor a 14 años.

  • Urgencias domiciliarias y ambulatorias.

  • Asistencia sanitaria en caso de accidentes de tránsito.

  • Hospitalización inmediata sin listas de esperas y sin masificaciones de gente.

Para seleccionar el seguro más adecuado a las necesidades, existen comparadores de seguros médicos que prestan servicio rápido y eficaz, que contrastan las diferentes opciones consiguiendo un ahorro.

Para concluir, debemos informar que el mejor seguro de salud será aquel que tenga las coberturas que realmente necesita el asegurado. Es de mucha importancia analizar bien el seguro que vamos a contratar y para ello, se puede recurrir aun comparador de seguros de salud.

0 vistas