¿Por qué conducir responsablemente?


Conductor


La educación es vital para el futuro de nuestra sociedad. Es extremadamente importante que todos aprendan a conducir adecuadamente para su seguridad y la de los demás.


Como humanos debemos ser responsables, lo suficiente para no beber y conducir o enviar mensajes de texto al volante. A pesar de que hay otras causas de conducción peligrosa, consideramos que estas son algunas de las más importantes.


En Estados Unidos, casi 88,000 muertes son causadas cada año como resultado de conductores ebrios y uno de cada cuatro accidentes se debe a la actividad telefónica de los conductores adolescentes entre 16 y 19 años, quienes también manejan ebrios.


Alternativas


Una posible solución a estos problemas es hacer campaña para que las autoridades hagan cumplir con la educación de conductores en las escuelas y exijan que cada estudiante participe.

Otra solución podría ser que los conductores siempre contacten autoridades cuando ven actividad sospechosa desde otro vehículo.


Experimentos


Hemos experimentado que muchas personas conducen de manera irresponsable, por ejemplo, usan su dispositivo electrónico y conducen por encima del límite de velocidad.

Es importante educarnos en habilidades de conducción segura y estar siempre alertas con los alrededores.


Responsabilidad


Es importante comprender que conducir es un privilegio y no un derecho.

Una vez que se le otorga una licencia de conducir y el privilegio de conducir, debe ser un conductor responsable y seguro.


Uno de los primeros pasos para ser un conductor responsable y seguro es tener una buena comprensión sobre la cantidad de riesgos involucrados en la conducción de un vehículo, y ser realista, reflexivo y sabio cuando se le da una responsabilidad tan grande.


Un vehículo es grande, pesado y potencialmente muy peligroso. Por ejemplo, cuando alguien maneja agresivamente en la autopista, va demasiado rápido en un vecindario residencial donde los niños juegan, se distrae o usa su teléfono celular mientras conduce, o constantemente viola las leyes de tránsito, esa persona parece no entender la cantidad de riesgos que él / ella se plantea a sí mismo y a la comunidad.


Las leyes de tránsito están escritas para proteger a la comunidad y a todos los usuarios de la carretera, por lo que si alguien las ignora y las sigue violando, existen consecuencias como multas, suspensión o incluso la revocación de su licencia de conducir.


Si una persona es un conductor irresponsable o imprudente y causa lesiones graves o la muerte a otros, él / ella puede enfrentar serias consecuencias e incluso el tiempo en prisión.


Para ser un conductor responsable, debe seguir estas prácticas simples:


-Comparta con seguridad el camino con otros automovilistas, peatones y ciclistas.

-Nunca maneje cuando tenga impedimentos físicos o mentales.

-Nunca se distraiga mientras conduce (por ejemplo, nunca use su teléfono celular ni se maquille mientras conduce).

-Conozca las leyes de tránsito y sígalas (por ejemplo, use siempre señales que indiquen cuándo girará, se detendrá o cambiará de carril y se mantendrá a una velocidad segura).

-Tenga en cuenta que cuando tiene pasajeros, estos dependen de la conducción segura como su máxima prioridad.

-Asegúrese de que su automóvil esté estacionado legalmente y no esté rodando por una colina o bloqueando el tráfico o los peatones.

-Asegúrese de que su vehículo sea seguro para conducir en las calles o autopistas.

-Si es menor de 18 años, sepa que es responsable ante su padre o tutor que tiene que cubrir todos los gastos, en caso de que tenga un accidente que cause daños a la propiedad, lesiones o muertes.

22 vistas